Rotulación de oficinas

Montaje y rotulación de oficinas: ¿por qué es importante para nuestra imagen de marca?

Uno de los procesos más importantes a la hora de emprender un nuevo negocio es definir nuestra marca. Esta será la que nos defina como empresa y será la encargada de transmitir nuestra esencia. Por ello, a la hora de crear una marca debemos definir muy bien la imagen de la misma, además de los valores y la filosofía por los que esta va a regirse. El Brand marketing es la disciplina del marketing que se encarga de crear esta imagen de marca y nos permite destacar sus atributos, generando un valor que logrará que gane reconocimiento, confiabilidad y alcance.

Por otro lado, el posicionamiento es el lugar que ocupa nuestra marca en la mente de los consumidores. Para obtener un mejor posicionamiento de nuestra marca es indispensable que la imagen que ésta proyecte sea coherente y se desarrolle del mismo modo en todos los soportes. Por ejemplo, imaginemos que hemos decidido dar un enfoque “premium” a nuestra marca. En este caso sería un error destinar todos los recursos a diseñar un sitio web que transmita esa imagen, pero descuidar nuestras oficinas y puntos de venta físicos de modo que no se correspondan con la imagen que transmite la marca.

Tanto el montaje como la rotulación de oficinas desempeñan un papel fundamental en esta línea y contribuyen en gran medida a lograr estos objetivos, ya que será la correcta implementación de la marca en el local comercial la que determine nuestro posicionamiento. Lo mejor es que el diseño de las oficinas no solo va a tener un impacto en los clientes, sino que está demostrado que un buen diseño aumenta hasta un 20% la productividad de los empleados.

CONSEJOS PARA SACAR EL MAYOR PARTIDO A TU ESPACIO

Aprovecha todos los elementos.

Muchas personas asocian la rotulación de locales a la colocación del logo en las cristaleras del local, pero no hay nada más lejos de la realidad. Existen muchas maneras de trasladar la imagen de marca al local, gracias a los grandes formatos tanto flexibles como rígidos, como los vinilos, señalética, rotulación de paredes, lonas, lienzos e incluso imanes.

Utiliza todo el espacio disponible de la forma más inteligente.

Gracias a formatos como los ya mencionados en el apartado anterior, es posible utilizar cada centímetro de nuestro local para trasladar nuestra imagen de marca. De este modo podemos conseguir que las personas se centren en los espacios que más nos interesen utilizando  paredes o techos donde poder colocar diseños diferentes, lo que a su vez causará una impresión de originalidad entre el público.

Consigue que tu local se vea más espacioso.

Se trata de un punto que guarda relación con el apartado anterior ya que se trata de colocar grandes diseños de pared que logren generar una mayor sensación de amplitud o luminosidad. Metro de Madrid es un gran ejemplo de ello ya que a través de la colocación de diseños que simulan grandes ventanales logra que espacios que carecen de luz natural parezcan abiertos.

Sé consistente con la estrategia de la marca.

No se trata únicamente de crear espacios más atractivos o luminosos, sino que debemos apoyarnos en la estrategia de marketing que sigue la marca para reforzar la imagen que queremos transmitir. Recordemos que ésta debe ser consistente en todos sus medios.

Dale a tu marca el valor que se merece.

Algo muy importante también es la elección de materiales y el montaje de los elementos. Unos materiales de baja calidad o un mal montaje pueden tirar por tierra toda la estrategia de imagen de marca, llegando incluso a generar en los clientes la sensación contraria a lo que estamos buscando. En Símbolo Gráfico lo sabemos muy bien ya que somos especialistas en diseño, montaje y rotulación de oficinas desde hace más de 20 años, y aconsejamos acudir a empresas consolidadas en el sector.