TRABAJAR DESDE CASA

¿TU TAMBIÉN TRABAJAS DESDE CASA?

 

Se puede afirmar, sin miedo a equivocarnos, que el 2020 ha irrumpido con una fuerza descomunal que ha obligado a la mayoría de los hacedores de dinero –nos referimos a cualquiera que genere dinero- a plantearse otras variantes de trabajo convencional. Hablamos, por supuesto, de la labor expedida desde casa. En otras palabras, el ‘teletrabajo’. Pero ¿qué implica exactamente?

Qué es y porqué elegir el teletrabajo.

Trabajar desde casa nunca ha sido más fácil que en estos tiempos en los que la tecnología está tan insertada en nuestro día a día que es casi imposible separarla de cualquier acción.

De este modo, organizar nuestras vidas personal y profesional es más fácil. Los tiempos usados para el traslado, por ejemplo, pueden ser administrados de otra forma más productiva. La flexibilidad horaria –siempre y cuando se cumpla con los requisitos formales-, la ventaja de no desplazarse, el ahorro en el transporte, organización horaria, etc.

El empresario también ha de estar al tanto de qué gana a cambio de que sus empleados puedan adelantar tomándose el café con leche, desde el sofá de casa. Él también saca partido de esta situación. De hecho, a unos niveles económicos va intrínseca la implicación de ahorro de costes directos y fácilmente perceptibles, como la reducción de los importes de luz, agua, parte proporcional de alquiler, teléfono, etc.

¿Qué necesito para trabajar desde casa?

Tenemos la respuesta que estabais esperando. Entonces, ¿qué material voy a necesitar además del ordenador y una buena conexión a internet? Aquí te dejamos la lista, para que tú mismo/a seas el/la que haga la criba.

  • Vestuario cómodo- que eso del pijama está bien para los primeros días, pero por si acaso tuvieras que hacer una videollamada, una sudadera, una chaqueta informal.
  • Papelería:
  1. Blocs de notas (con sus respectivos separadores de post it).
  2. Agendas.
  3. Bolígrafos – ¿o eres más de lápices?- También puedes usar de colores.
  4. Portafolios, carpetas, separadores.
  • Tecnología:
  1. Ratón, altavoces con micro, auriculares, reloj inteligente, etc…
  2. Memorias USB, memorias externas, cargadores portátiles, soporte para móviles, el lapicero más molón y tecnológico que se te ocurra…
  • Tu mochila para resguardar el equipamiento perfecto que acabas de hacerte.
  • Otros adicionales:
  1. Termo/taza que mantenga ese té que no encuentras en las máquinas Vending         –y de paso metes esa moneda en una hucha para tu próxima escapada post-confinamiento-.
  2. Para los momentos de inspiración, quizás un soporte para esa foto que tanto adoras de ese ser querido.
  3. Tapones de oído, antifaz, hasta aplaudidores. Ya sabes, para animarte.

Reconócelo, ¿no sería fantástico poder beber desde casa con tu botellita personalizada? Delantal, sombrero, gorra… lo que se te ocurra para que se enteren de que en tu casa –ahora también lugar de trabajo- el/la que mandas eres tú.

Además, estás a tiempo de profesionalizarla al máximo. Móntate tu propia oficina en casa. Échale un vistazo a nuestro catálogo para que te dé algunas ideas: https://simbolografico.es/catalogo

¿A que nunca imaginaste que sería tan fácil?