Entradas

Regalos de empresa, un plus para que tu marca sea recordada

El uso de regalos de empresa hoy en día constituye una de las prácticas más habituales. Independientemente del tipo de empresa o negocio, son cada vez más las organizaciones que apuesta por esta acción, como uno de los puntos indispensables dentro de su estrategia de fidelización. 

Y es que se trata de una práctica que ayuda a las grandes marcas a generar lazos de conexión con clientes y proveedores, incrementar su visibilidad y por supuesto; potenciar la imagen de la marca de una forma sutil y altamente apreciada.

Si bien los regalos entre personas tienen su origen en el antiguo Egipto cuando los ciudadanos hacían regalos a los faraones, reyes o personas de gran influencia en la ciudad con el objetivo de ganarse sus favores; la creación de los regalos de empresa data del S. XIX.

Fue en esta fecha cuando Jasper Freemont Meek, tuvo la brillante idea de convencer al dueño de una zapatería de la ciudad de Coshocton para ofrecer como regalo promocional unas bolsas de libros personalizadas, a todos los niños que se acercaran a conocer su tienda.

¿Resultado? Una campaña de fulminante éxito a bajo coste, si lo tuviéramos que comparar con los grandes beneficios que supuso.

Qué tipos de regalos de empresa existen

Si avanzamos en el tiempo, actualmente no podemos negar los grandes resultados que pueden llegar a proporcionar estos regalos corporativos, usados de manera adecuada dentro de una estrategia de marketing y fidelización.

¿Pero es la primera vez que conoces detalles sobre el tema? En ese caso, queremos compartir contigo más detalles sobre este tipo de artículos.

Existen numerosos tipos de regalos de empresa altamente valorados por los usuarios y que se pueden integrar perfectamente, en el día a día de tus clientes. La variedad es infinita. Pero, entre los más destacados, nos encontramos:

  • Artículos de oficina como libretas, agendas o bolígrafos personalizados.
  • Memorias USB.
  • Bolsas y mochilas con el logo de la marca.
  • Paraguas personalizados.
  • Gorras promocionales.
  • Regalos funcionales como tazas de viaje y termos.
  • Otros: llaveros, lanyards, e incluso artículos pensados para determinados periodos del año. Por ejemplo, pelotas de playa personalizadas.
  • Regalos eco. La última tendencia, seleccionada por grandes empresas que otorgan un valor especial al respeto por el medio ambiente.

Beneficios de esta acción

Un estudio realizado por la Pomotional Products Association (PPAI) indica que los consumidores que reciben un regalo de empresa, presentan una mayor predisposición a realizar posteriormente una compra.

A modo de resumen, hemos realizado una recopilación de cuáles son los principales beneficios de usar regalos de empresa promocionales, dentro de tu plan de acciones de marketing y promoción.

  • Los regalos de empresa crean conocimiento de marca y generan potenciales clientes.
  • Fidelizan clientes actuales.
  • Pueden ser usados para enviar a clientes y proveedores. Pero también, se pueden emplear como una acción interna, destinada a la mejoran de las relaciones con empleados.
  • Los regalos corporativos refuerzan la presencia de marca, manteniéndose siempre en el «Top of Mind» de los usuarios.
  • Fortalecen la imagen y percepción de marca, como una empresa que cuida a sus clientes y se preocupa por ellos, valorando su fidelidad.
  • Son personalizables con tu logo, naming o claim.
  • Perduran en el tiempo y encajan en la rutina diaria de nuestro target.
  • Los regalos promocionales son cada vez más empleados en acciones B2B. Por eso, pueden llegar a generar canales nuevos de colaboración y networking; así como posible captación.

TRABAJAR DESDE CASA

¿TU TAMBIÉN TRABAJAS DESDE CASA?

 

Se puede afirmar, sin miedo a equivocarnos, que el 2020 ha irrumpido con una fuerza descomunal que ha obligado a la mayoría de los hacedores de dinero –nos referimos a cualquiera que genere dinero- a plantearse otras variantes de trabajo convencional. Hablamos, por supuesto, de la labor expedida desde casa. En otras palabras, el ‘teletrabajo’. Pero ¿qué implica exactamente?

Qué es y porqué elegir el teletrabajo.

Trabajar desde casa nunca ha sido más fácil que en estos tiempos en los que la tecnología está tan insertada en nuestro día a día que es casi imposible separarla de cualquier acción.

De este modo, organizar nuestras vidas personal y profesional es más fácil. Los tiempos usados para el traslado, por ejemplo, pueden ser administrados de otra forma más productiva. La flexibilidad horaria –siempre y cuando se cumpla con los requisitos formales-, la ventaja de no desplazarse, el ahorro en el transporte, organización horaria, etc.

El empresario también ha de estar al tanto de qué gana a cambio de que sus empleados puedan adelantar tomándose el café con leche, desde el sofá de casa. Él también saca partido de esta situación. De hecho, a unos niveles económicos va intrínseca la implicación de ahorro de costes directos y fácilmente perceptibles, como la reducción de los importes de luz, agua, parte proporcional de alquiler, teléfono, etc.

¿Qué necesito para trabajar desde casa?

Tenemos la respuesta que estabais esperando. Entonces, ¿qué material voy a necesitar además del ordenador y una buena conexión a internet? Aquí te dejamos la lista, para que tú mismo/a seas el/la que haga la criba.

  • Vestuario cómodo- que eso del pijama está bien para los primeros días, pero por si acaso tuvieras que hacer una videollamada, una sudadera, una chaqueta informal.
  • Papelería:
  1. Blocs de notas (con sus respectivos separadores de post it).
  2. Agendas.
  3. Bolígrafos – ¿o eres más de lápices?- También puedes usar de colores.
  4. Portafolios, carpetas, separadores.
  • Tecnología:
  1. Ratón, altavoces con micro, auriculares, reloj inteligente, etc…
  2. Memorias USB, memorias externas, cargadores portátiles, soporte para móviles, el lapicero más molón y tecnológico que se te ocurra…
  • Tu mochila para resguardar el equipamiento perfecto que acabas de hacerte.
  • Otros adicionales:
  1. Termo/taza que mantenga ese té que no encuentras en las máquinas Vending         –y de paso metes esa moneda en una hucha para tu próxima escapada post-confinamiento-.
  2. Para los momentos de inspiración, quizás un soporte para esa foto que tanto adoras de ese ser querido.
  3. Tapones de oído, antifaz, hasta aplaudidores. Ya sabes, para animarte.

Reconócelo, ¿no sería fantástico poder beber desde casa con tu botellita personalizada? Delantal, sombrero, gorra… lo que se te ocurra para que se enteren de que en tu casa –ahora también lugar de trabajo- el/la que mandas eres tú.

Además, estás a tiempo de profesionalizarla al máximo. Móntate tu propia oficina en casa. Échale un vistazo a nuestro catálogo para que te dé algunas ideas: https://simbolografico.es/catalogo

¿A que nunca imaginaste que sería tan fácil?

¿Qué son los productos ecológicos?

Por algún motivo que no conocemos muy bien, saber que algo es ‘ecológico’ relaja nuestra conciencia. El uso de los productos ecológicos promocionales está cada vez más en auge. Pero, ¿sabrías decirnos qué criterio deben cumplir para ser considerados como productos «eco»?

Requisitos para los «ECO»

 

Son productos que proceden de agricultura, producción y transformación libre de residuos químicos, respeto al medio ambiente en su producción. No alteración a través de hormonas o aditivos, herbicidas o pesticidas y respetan los ciclos naturales de producción.

Los insectos, parásitos y depredadores, se encargan de la propia selección natural de los recursos.

Tanto las semillas, como todos los elementos que forman parte de su germinación, deben ser 100% naturales y no proceder de laboratorio. Hemos de conocer la procedencia, el método de cultivo, su conservación y cómo se ha controlado el crecimiento del producto. Además, no pueden ser transgénicos (Organismos Modificados Genéticamente) ni tener grasas trans.

Entre los fertilizantes naturales sí que se pueden usar aquellos productos preparados en las instalaciones propias, lo que se llaman preparados biodinámicos. No se pueden utilizar fertilizantes minerales nitrogenados y solo puede usarse un suelo que previamente ha sido aprobado para su uso ecológico.

Diferencia entre ECO y BIO

Todos los productos calificados como ‘bio’ o ‘eco’ significan, grosso modo, buenas prácticas medioambientales.

Los alimentos bio, dependiendo del país, pueden ser alimentos que no han sido alterados genéticamente, ni sufrido alteraciones en un laboratorio, pero no significa que no se hayan usado pesticidas para su cultivo.

Pero en España, como decíamos, estos sellos son sinónimos.

¿Por qué decantarse por un producto ECO?

Además de tener más nutrientes, poseen menos grasas saturadas. Sus cualidades organolépticas son más agradables y superiores que en el caso de los alimentos convencionales. Aquí van algunos de los principales beneficios por los que se ha extendido el uso de los productos ecológicos para empresas:

  • Garantizan la salubridad de los animales, el cuidado del lugar en el que viven.
  • Superan la normativa más exhaustiva.
  • Hacer un uso responsable de la energía y los recursos naturales.
  • Además del tema saludable, favorece un desarrollo rural sostenible.
  • Se previene el famoso ‘efecto cóctel’. En la Unión Europea están fijados cuáles son los requisitos indispensables que debe cumplir un producto para poder llevar un sello que lo certifique como ecológico (elaboración, manipulación, envasado, etc).

¿Cómo sé que un producto es ecológico?

La ambigüedad de términos como «natural», «100%» o incluso en ocasiones directamente se usa el «ecológico», «ECO», «orgánico» y «BIO» se han de diferenciar por la certificación.

Los Sistemas Participativos de Garantía aseguran que se está adquiriendo un producto sin tóxicos, saludable y amigable con tu entorno.

Ha de tener el logo europeo (es obligatorio indicar el origen de las materias primas, UE o países terceros), aunque el logo del organismo o autoridad de control es optativo.

La utilización del logotipo, código numérico del organismo de control y el lugar de origen están regulados.

Los productos ecológicos españoles cuentan con un sello propio.

Todavía hay un pequeño retraso con respecto a los envases. No siempre son ecológicos. Los envases ecológicos se imprimen si se necesita con tintas comestibles recuperadas de las cáscaras y pieles de fruta.

Como promocionar tu marca en eventos como Fitur

Familiaricémonos con lo que nos rodea

Cuál es mi marca y qué es lo que la hace diferente

Lo visual, si no es lo más relevante, es lo que está más cerca de serlo.

  • Sé gráfico.
  • Rodéate de imágenes en movimiento.
  • Evita informaciones contradictorias en lugares de libre acceso para el potencial cliente: esto es, ni folletos, ni webs…
  • Sé conciso sin dejar de ser atractivo.
  • Tienes que llevar al día las redes sociales. En este apartado, es muy importante que además les des uso antes y después, pero sobre todo durante el evento. 
  • La web será tu carta de presentación, pero el blog le servirá de refuerzo. Tenlo siempre disponible.
  • Acude al email marketing.

¿Cómo quieres que sea tu stand?

La forma en la que te presentas es determinante, así como el diseño del stand.

Cuida la estética.Innova

Las estrategias de content marketing

La marca no es solo el producto que vende u ofrece, sino qué evoca cuando se nombra. Dao Nguyen, editora de Buzz Feed, aconsejó no centrarse tanto en el formato, la duración o el presupuesto cuando ofreces un producto, sino preguntarse cómo ayuda a nuestros usuarios a hacer una tarea real en sus vidas, cómo lo acogen.

Crear un engagement más fuerte con nuestra marca o producto.

Puede ayudar acudir a un blogger o Youtuber, una persona que disponga de muchos seguidores para que pueda ayudarte a que proporcione eco a tu marca.

Contenido, y de calidad

Hay que estar a la altura cuando alguien finalmente te encuentra. Por ello, es imprescindible que el contenido que hayas puesto en sus manos sea de calidad.

Todas las ferias entrañan riesgos, de ahí que tienes que hacer un balance entre los beneficios y los riesgos. Analizar:

  • La accesibilidad.
  • La cercanía.
  • La confianza que aportas.

Aún así, una vez terminada la feria no acaba la promoción, has de recabar información, adquirir todos los conocimientos sobre la audiencia que llegue a ti a informarse. Asegúrate de que todo el que se ha interesado, se vaya al menos con los datos básicos sobre la esencia de tu marca.

Escoge los mejores productos que quieras presentar, porque abrumar no es una opción en un lugar repleto de publicidad invasiva.

Aquí entra la corporatividad. Tener un detalle con el cliente que le sirva a él de la misma forma que a ti que lo tenga. Pero sobre todo, aprende. Llévate algo, que te ayude a aprender de los errores o cambies comportamientos que has tenido hasta ahora que no te han servido para reforzarte en el mercado.

Tu imagen corporativa vale más que 1.000 palabras

Qué es

La imagen corporativa tiene mucho que ver con esa frase que dijo una vez Oscar Wilde y que casi todas las empresas relacionadas con el diseño y la impresión han tomado como presentación de sí mismos. Decía algo así como que

No hay segundas oportunidades para causar una primera impresión

Parece obvio, pero es una realidad.

Del término etimológico ‘retrato’ y ‘cuerpo’, la imagen corporativa vendría a ser la representación que se tiene de un cuerpo, es decir, de una entidad o empresa.

El primer paso a seguir es percatarte de que además de existir físicamente como entidad, tienes que convertirte en real en la mentalidad de quienes sean potenciales clientes. O sino, no vas a obtener beneficios. Lo esencial es tener una estrategia comunicativa que te permita llegar a todos.

Tiene que existir una coherencia de la empresa y todo lo que nos identifica con ella. Al final se trata de imprimir tus valores, tu esencia. A esto habría que sumarle que la gente pueda darle un uso práctico a los artículos relacionados con ella. El envase es lo primordial, es lo que hará que tomen la alternativa de cogerlo o no. De llevarlo consigo, de hacerlo suyo. 

Lo que está personalizado es lo que hace que el cliente no solo se identifique con tu empresa, sino también con tus valores.

No obstante, es la calidad lo que hace que nuestro cliente tenga buena imagen de nosotros. Esto es, si el producto no dura o se rompe, deja a tu marca en mal lugar. Para que sea corporativo tiene que darse una homogeneidad entre todos los productos que escojamos para que nos representen.

Tu imagen corporativa te diferenciará de otra que ofrezca productos parecidos. He ahí el quid de la cuestión. Si usas todos los medios que estén a tu alcance, mientras más variedad tengas de productos, más fácil será llegar a más clientes.

Cómo crearla

Antes de llegar al producto corporativo, ya tendrás un recorrido hecho previamente. El enfrentarte a la ‘manera’ en la que llegas a tus clientes con los ‘obsequios’ corporativos también hará que te replantees cuestiones que ya considerabas sólidas.

Lo más importante de la imagen corporativa es que tiene que apelar a las sensaciones. Se produce una asociación de tus acciones, de lo que representas como entidad y la imagen ‘formada’ que tienen o pueden llegar a tener los clientes de ti.

Se recurre a la ‘bondad’ de la empresa, que no es otra cosa que el agradecimiento al cliente por estar ahí y creer en nosotros. Por eso es importante que gratifiquemos a aquellos que están ahí, que han creído en nosotros o creerán en nuestro trabajo en algún momento.

Por qué es importante

Hay que crear identidad como empresa. No es qué saben otros sobre nuestra empresa, sino qué impresión tienen sobre ella, qué lectura hacen de ella. Indirectamente, todos aquellos en los que caiga uno de nuestros regalos corporativos se convierten en colaboradores.

Al final, la imagen no deja de ser la representación de algo, lo que queda de tu empresa cuando tú no estás. He ahí la urgencia de crearle esa necesidad.

Por eso:

  • Es relevante ser atractivo en el producto, hacerse reconocible en el mercado.
  • Crea tu propia armonía.
  • Convence con tus productos de que llevar tu marca consigo es la mejor idea.