Marketing promocional, merchandising y realización de eventos

OPTIMIZA TU CAMPAÑA DE MARKETING PROMOCIONAL CON ESTOS TIPS

¿Estás planteándote realizar una campaña de marketing promocional? Tienes que saber que este tipo de acciones pueden resultar muy beneficiosas para la imagen de tu marca, pudiéndote ayudar a captar nuevos clientes, ayudando a fidelizar a aquellos ya presentes en tu funnel, aumentando su notoriedad o diferenciándola de tus competidores.

Aunque, realizar campañas de marketing promocional no es tan fácil como parece. El simple hecho de invertir dinero para llevar a cabo este tipo de acciones no tiene por qué garantizarte los resultados que hemos mencionado previamente. Para lograr buenos resultados hay que tener en cuenta muchos factores que variarán de un sector a otro. Antes de empezar, es necesario que tengas en cuenta los posibles resultados de una campaña así, por lo que a continuación te indicamos los posibles escenarios que podrás encontrarte de peor a mejor resultado:

  • El peor escenario sería aquel en el que tu acción no causa ningún impacto en tu público objetivo y tu marca pasa desapercibida.
  • Después encontramos aquel en el que tu mensaje llega a ese público pero no causa ninguna impresión.
  • El mensaje podría llegar a estas personas y además ser entendido por ellos.
  • En el mejor de los casos, el que siempre vamos a intentar conseguir, es aquel en el que el público objetivo es atraído por tu mensaje y éste les estimula lo suficiente para conseguir que lleven a cabo algún tipo de acción.

FASES DE UNA CAMPAÑA DE MARKETING PROMOCIONAL

Para enfocar la campaña de la manera correcta y lograr el mejor resultado, será necesario que tengas en cuenta las características y necesidades de tu empresa. Si necesitas ayuda para lograr tu objetivo, siempre puedes contactar con nosotros y te ayudaremos encantados. De todos modos, aquí tienes una guía que te será de gran ayuda:

Fase 1. Analizar el mercado en el que nos encontramos para identificar posibilidades.

Se trata de uno de los pasos más importantes, ya que su correcto análisis determinará la efectividad e la campaña. Como cada empresa es un mundo, debes analizar tu entorno y saber dónde se encuentra tanto tu marca como la de tus competidores. Será necesario que comprendas cuales son las necesidades de tu mercado objetivo. Conoce que hacen las empresas que están posicionadas por encima de ti para poder identificar qué acciones funcionan mejor y de esta forma encontrar puntos en los que mejorar.

¿A que público te vas a dirigir? ¿Existe algún nicho de mercado al que los competidores no se estén dirigiendo?¿Son todos los segmentos de público objetivo dentro del mercado atractivos para tu marca? Antes de comenzar debes hacerte estas preguntas para saber con certeza donde te encuentras y a donde quieres ir.

Fase 2. Determina tus objetivos.

¿Qué quieres lograr a través de esta campaña? Ésta será la pregunta clave al rededor de la cual debes enfocar toda tu estrategia. ¿Quieres generar nuevos leads? ¿Vender un producto o servicio nuevo? ¿Aumentar la notoriedad de tu marca? Una vez hayas encontrado la respuesta, elegir los canales, el público objetivo, presupuesto, etc, resultará mucho más fácil.

En esta fase deberás también determinar si los objetivos se fijarán a largo o corto plazo. Por ejemplo si tu objetivo es captar nuevos clientes, la campaña deberá ser a largo plazo para asegurarte de que esas personas completan todos los niveles del funnel de conversión. Por el contrario, si se trata de dar visibilidad a la marca en un evento, el objetivo deberá ser fijado a corto plazo.

Fase 3. Elegir de los canales de difusión.

Una vez realizada la fase anterior, esta cuestión será mucho más sencilla ya que dispondrás de un marco de información en el que encontrarás cueles son los canales que mejor funcionan para transmitir tu mensaje a tu audiencia y objetivo que quieres lograr. Será necesario además que tengas en cuenta el contexto en la campaña será realizada; si se trata de una acción para aumentar la notoriedad de marca, una feria o evento donde queremos aumentar su visibilidad, el lanzamiento de un nuevo producto o servicio.. para cada una de estas situaciones elegiremos unos canales u otros.

En el ejemplo del evento, si lo que buscas es aumentar la visibilidad, un buen diseño del stand, como la vestimenta corporativa, te ayudarán a lograr tu objetivo. Si además quieres que tu marca sea recordada por el cliente, el merchandising será tu mejor aliado.

Fase 4. Elige el mensaje.

Resulta de vital importancia que conozcas bien al público del que quieres captar la atención. Debes saber el rango de edad en el que se encuentra, sus aficiones, su estatus, la forma en la que habla, el contenido que consume.. Toda la información necesaria para crear un buyer persona que te ayude a comunicar tu mensaje de la forma más eficaz. Una vez dispongas de toda la información del segmento, deberás elaborar el mensaje teniendo en cuenta todas estas características y pensar en la estructura y el formato que le vas a dar.

Es recomendable apoyarse en el equipo de marketing o comunicación de la empresa para esta labor puesto que cocerán toda la información relevante al perfil de persona en el que te quieres enfocar, además de la forma de hacer una comunicación más efectiva.

Fase 5. Determina un presupuesto.

Determinar el presupuesto de la campaña se convertía en latera más laboriosa de la campaña. Para llevarlo a cabo deberás tener en cuenta el retorno de la inversión y estimar un coste por cada vez que la campaña cumpla nuestro objetivo. Es decir, si lo que queremos es generar más leads, será necesario que estimemos lo que nos costará la adquisición de cada uno de estos nuevos clientes. Si por ejemplo el objetivo principal es conseguir visualizaciones para nuestra marca, deberás preguntarte ¿Cuánto puede costarme lograr que una persona vea mi logotipo?

Revisar campañas realizadas con anterioridad suele ser de gran ayuda en este caso, puesto que utilizando la información de éstas te será posible encontrar insights que te ayuden a optimizar la  nueva propuesta para lograr un mejor resultado.

Realizar este tipo de análisis te ayudarán a adjudicar al proyecto el presupuesto necesario, ya que de otra manera podrías acabar pagando más de lo que obtienes.

Fase 6. Lanzamiento de la campaña.

Sin importar cuál sea el objetivo principal, una campaña de marketing promocional siempre debe captar la atención del público. Una vez llegados a esta fase parece que ya no hay nada más que hacer ¿No? Lo cierto es que sí. Una vez la campaña esté en macha, deberás comenzar con las mediciones del impacto que ha tenido. Deberás analizar si los objetivos que fijaste en la segunda fase se están cumpliendo para determinar si algo falla o si todo va bien, y en el caso de que algo no vaya bien tratar de corregirlo. Esto no solo te será de utilidad en esta ocasión, sino que te ayudará tanto a evitar errores en acciones anteriores como a tener un mayor conocimiento del presupuesto que necesitarás y cómo distribuirlo.