Claves para el perfecto manual de identidad corporativa

 en la sección Diseño y producción gráfica, Comunicación

Todos los detalles cuentan para lograr el éxito empresarial. Entre ellos, la imagen de marca es un activo clave, pues se trata, nada más y nada menos, de tu carta de presentación. A la hora de definirla, la creación de un manual de identidad corporativa sentará las bases de esa expresión gráfica.

Por supuesto, antes de realizar este manual, lo primero de todo es diseñar la identidad del negocio, pues será la acción que le va a dar forma al logo, colores o estilos de los futuros proyectos. Posteriormente, para que todo quede bien atado, tu identidad empresarial se tiene que recoger en un documento. Es decir, el manual de identidad corporativa que servirá de orientación para los encargados de la producción gráfica de la empresa o cualquier otra persona que se encargue de difundir tu marca.

Vamos a verlo con más detalle…

¿Qué es el manual de identidad corporativa y para qué sirve?

Es el documento donde se recogen todas las indicaciones para el correcto uso de tu imagen de marca. Con su empleo se unifican criterios, de tal forma que la entidad sea reconocible en todos los soportes y campañas donde vaya a estar presente.

Esta peculiaridad conlleva a que el manual mantenga la homogeneidad, claridad y coherencia de la identidad corporativa, garantizando el éxito de la comunicación visual. No puedes olvidar que este tipo de comunicación será la primera que llegará al público, por lo que su cuidado es primordial en cualquier campaña de marketing.

¿Qué elementos debe contener el manual de identidad corporativa?

Una vez definida la función del documento, ya conoces las condiciones de su puesta a punto. En cuanto al tipo de información exacta que debería recoger, encontramos los siguientes componentes que sientan las bases de toda marca:

  • Presentación del logotipo corporativo.
  • Área de seguridad del logotipo con respecto a otras imágenes y textos.
  • Tamaño mínimo de reproducción del logotipo.
  • Colores corporativos, con sus correspondientes códigos.
  • Tipografía.
  • Versiones principal y secundarias del logotipo.
  • Aplicaciones correctas del logotipo en B/N o según el fondo fotográfico.
  • Aplicación de la papelería corporativa y los distintos soportes de uso en merchandising.

Con un ejemplo, todo se entiende mejor

Ya conoces la teoría, así que ahora vamos a pasar directamente a la práctica. Vamos a compartir contigo nuestro propio manual de identidad corporativa como ejemplo de diseño y componentes indispensables.

-Descubre cómo es un manual de identidad corporativa-

¿Quieres conocer más detalles y crear tu propio manual? ¡En Símbolo Gráfico te ayudaremos! Escríbenos a info@simbolografico.es y te contamos cómo sacarle todo el partido a tu imagen corporativa.

Noticias relacionadas
0
eventos como estrategia comunicativa