Pantallas LED publicitarias: cómo crear mensajes efectivos

Símbolo Servicios Gráficos

cómo crear
mensajes efectivos

Las pantallas LED publicitarias son un recurso que está revolucionando la forma de hacer publicidad y comunicar. En nuestra publicación anterior explicamos porqué el uso de esta tecnología está en auge y algunas de sus ventajas. Como especialistas en el diseño y montaje de stands, en esta entrega te hablaremos de sus características y te dejaremos algunas recomendaciones para crear un mensaje publicitario específico para esta plataforma.

Ten en cuenta que un 85% de los clientes afirman que la comunicación a través de los soportes digitales es entretenida, llama su atención y les despierta curiosidad. Un dato que revela el último estudio del IAB Spain y que justifica porqué la inversión en estos soportes va cada año en aumento.

 

Características de las pantallas LED publicitarias

Alta luminosidad: Las pantallas LED profesionales son muy luminosas por lo que tu mensaje podrá ser visualizado tanto de día como de noche sin ningún inconveniente.

Tamaño según tus necesidades: una de las principales ventajas de las pantallas LED es que hay una variedad de opciones que se ajustan a tus necesidades. El tamaño de una pantalla de publicidad dependerá del contenido que queramos que vea nuestro comprador potencial y la ubicación.

Por ejemplo, si vas a hacer publicidad exterior la pantalla deberá ser de mayor tamaño a que si la vas a colocar en tu punto de venta. Las alternativas son variadas y se ajustan también al presupuesto que tengas en mente.

Alta durabilidad: Las pantallas LED publicitarias suelen estar encendidas durante largos periodos de tiempo. Sin embargo, esto no debe ser mayor preocupación porque actualmente las pantallas están fabricadas para tal funcionamiento.

Para su fabricación se usan componentes que están diseñados para un uso continuo, incluso de 24 horas. Es importante que tengas en cuenta siempre la calidad del dispositivo que compras, de esta manera te aseguras de que resisten altas temperaturas.

Resistentes al agua: Las pantallas LED publicitarias deben ser elegidas dependiendo de si se usarán para publicidad exterior o interior. En caso de que sea para exterior habría que utilizar un artículo estanco que la proteja de las inclemencias meteorológicas: sol, lluvia, nieve, etc. Esto evitará problemas en su funcionamiento y asegurará su durabilidad.

 

¿Qué tipo de mensaje debo crear para pantallas LED en puntos de venta?

Para que tu comunicación en punto de venta sea eficaz el primer paso es ponerte en la cabeza de tus clientes. De esta forma podrás comprender mejor su comportamiento y crear contenidos que respondan a interrogantes cómo ¿qué vienen a buscar?, ¿están pendientes de los carteles informativos?, ¿me recomendarían? ¿Por qué?

Si respondes estas preguntas podrás tener claro qué resaltar en tu comunicación. La misión principal de las pantallas LED publicitarias es la de comunicar información sobre tus servicios, teniendo presente cualquier novedad o promoción.

Otra recomendación para la creación de tu mensaje es que sea directo. Recuerda que las personas que se acercan a las pantallas LED publicitarias suelen estar de paso. Por ello, lo aconsejable es un mensaje de 20 segundos de duración como máximo.

Por último, pero no menos importante, tu mensaje a comunicar debe ser creativo y atractivo.  Sea por sus colores, su diseño o su mensaje transgresor la misión es llamar la atención. Conseguido esto será más fácil que te recuerden y lograr que la comunicación logre el efecto deseado.

Sin embargo, no confundas la creatividad con los excesos. Usar demasiados elementos puede conseguir el efecto totalmente contrario y saturar a tu público. La mejor opción es elegir letras simples, combinaciones de colores opuestos que resalten y no usar demasiados elementos decorativos.

Pantallas LED en puntos de venta: el soporte digital que está en auge

 

pantallas LED en puntos de venta

pantallas LED en puntos de venta

El vídeo es el rey del marketing. Hoy por hoy no hay duda del poder que tiene el vídeo cuando de vender se trata. Por ello, las pantallas LED en puntos de venta son un recurso cada vez más demandado como herramienta para dar a conocer una marca e impulsar sus ventas.

¿Merece invertir en una pantalla LED?, ¿cómo puedo sacar provecho a las pantallas LED en puntos de venta?, ¿qué puedo mostrar allí? En Símbolo Gráfico somos profesionales de la decoración en espacios comerciales y punto de venta y por ello hemos preparado una serie de publicaciones sobre cómo aprovechar este recurso en la promoción de tu marca.

Las pantallas LED son un recurso llamativo que contribuye a una buena imagen de marca y se adaptan a cualquier tipo de negocio. Si tienes dudas sobre si hacer la inversión es importante que tengas en cuenta algunos de los datos de uno de los últimos estudios realizado por el IAB Spain Digital Singage de las preferencias del consumidor en el punto de venta.

La publicidad exterior, incluida aquella que se realiza en punto de venta, está dando paso a propuestas digitales que buscan generar mayor interés de parte del consumidor. Estas herramientas sirven como un canal de comunicación innovador para los ciudadanos aportándoles incluso información en tiempo real relacionada con la vida de la ciudad, la cultura, el arte, etc.

En el más reciente estudio del IAB Spain, sobre Tendencias Digitales, se habla del DOOH (Digital Out Of Home – Digital fuera de casa) como una realidad en materia de inversión publicitaria, que actualmente ya representa el 2,7% de la inversión alcanzando los 45,7 millones de euros.

Para 2019 se espera que este medio ofrezca muchas más posibilidades, gracias a la notoriedad que genera y a que cada vez se hace más barata la producción de pantallas.

La tendencia apunta a generar alcance o cobertura con este medio en lugares públicos, edificios privados, parques, estaciones de carga, medios de transporte… y, por otro lado, la complementariedad o extensión de pantallas existentes a dispositivos privados del usuario, como por ejemplo el móvil, los displays de los coches conectados (cuando no estén en movimiento), etc.

Para destacar, las marcas deberán poner a trabajar su creatividad y conseguir diferenciarse del resto que apuestan también por estas plataformas digitales. Se empezarán a ver piezas efímeras creadas en real time o que varían en función de factores como el horario o clima. Creatividades dinámicas en función del contexto para captar la atención (mensajes sencillos y directos).

pantallas LED en puntos de venta

pantallas LED en puntos de venta

Otras razones para invertir pantallas LED en puntos de venta

En Símbolo Gráfico rescatamos otro de los datos importantes sobre el estudio del IAB Spain que consideramos son motivación suficiente para invertir en publicidad digital con pantallas LED.

  • El 85% de los clientes afirma que la comunicación a través de los soportes digitales es entretenida, llama su atención y les despierta curiosidad. Este es sin duda el primer paso para despertar en el consumidor una intención de compra.
  • El 90% reconocen que este tipo de soportes les transmiten modernidad e innovación. Como mencionamos antes, el uso de pantallas LED en puntos de venta es un recurso que mejora la imagen de marca.
  • El 70% prefiere que los soportes de comunicación del interior de las tiendas sean digitales. Como en otros aspectos de la vida, le decimos adiós a los carteles o pegatinas con información de ofertas o producto. La información, en casi todos los sectores, se consume cada vez más en digital.
  • El 85% considera que la información emitida les aporta datos adicionales y actualizados sobre el lugar en el que se encuentran. De ahí la importancia de crear un mensaje efectivo, diseñado exclusivamente para este tipo de plataformas. Es importante definir qué quieres trasmitir, con qué objetivo basado en dónde estará la pantalla.
  • El 55% de las personas realizaron una compra motivadas por el soporte digital situado dentro del establecimiento. Un dato que revela la efectividad de este tipo de soporte.

En una próxima entrega de esta publicación te ofreceremos algunos consejos de cómo construir el mensaje para este soporte y otras ventajas de la publicidad en pantallas LED en puntos de venta.

¿Necesitas ayuda en la decoración de espacios comerciales? En Símbolo Gráfico somos profesionales con 19 años de experiencia.

 

¿Cuáles son las diferentes técnicas de Impresión?

Si Gutenberg levantase cabeza y viese hasta donde ha llegado hoy su imprenta, no daría crédito. La impresión, que comenzó con tipos móviles de metal los cuales se impregnaban de tinta y se plasmaban sobre el papel, se ha convertido en impresiones en 3D con las que se puede fabricar cualquier objeto.

Mucho ha cambiado el mundo desde entonces y ahora es posible hacerlo sobre cualquier tipo de soporte, ya sea papel, vinilos, lonas, pvc… Además, también ha supuesto un cambio en las técnicas de impresión, motivas por aparición de tecnologías digitales más innovadoras o la demanda de nuevos productos y materiales destinados al consumo, la promoción y el marketing.

Las artes gráficas han evolucionado desde entonces, desde las técnicas de impresión analógica a las  digitales con multitud de aplicaciones y producción en masa. En Símbolo Gráfico te contamos cuales son las principales y más usadas hoy en día.

Tipos de impresión

Offset: Es una de las técnicas más usadas, sobre todo para producir todo tipo de diseños.  Se trata de un sistema de impresión indirecto en el que se utiliza el conjunto de colores CMYK utilizando planchas de aluminio y tinta. Los colores, en estado líquido, pasan por un sistema de rodillos que los transfiere a las planchas. La impresión se realiza mediante capas de color.

Impresión digital: El salto al digital ha supuesto una mejora en tiempo y coste, que ha ido ganando mercado a los sistemas tradicionales. La impresión se puede realizar sobre cualquier soporte físico sin necesidad de placas, ya que se hace a través de inyección de tinta o impresión láser. Directamente con el diseño previamente hecho desde el ordenador, tenemos la libertad de personalizar aquello que queremos producir.

Serigrafía:  La serigrafía fue uno de los primeros métodos de impresión que se utilizó. Por medio de una malla estirada en un marco se transfiere la tinta. Las zonas que no se estampan vienen protegidas por un barniz, el resto del dibujo se imprime sobre la superficie cuando se ejerce presión sobre el. Es uno de los procesos más versátiles ya que puede imprimir en casi cualquier superficie.

Flexografía:  Es una técnica de impresión en relieve. Las zonas a imprimir aparecen realzadas del resto. Es un sistema  utilizado en el embalaje, sobre el cartón ondulado y los soportes plásticos. Funciona con rotativas y usa placas de caucho y tintas de secado rápido. Utilizado para diseñar  envases de cartón, en cajas de plástico, bolsas…

Huecograbado: Es un sistema de impresión directa mediante cilindros rotativos. Al contrario que la flexografía, las zonas que se van a imprimir aparecen en bajo relieve que son las que contienen la tinta. Cada rotativo lleva su propio color que, a su paso por la superficie, ejerce presión sobre el soporte quedando impreso.

Ahora ya sabes un poco más acerca de las diferentes técnicas de impresión industrial que se llevan a cabo, algunas de ellas muy utilizadas en la actualidad dependiendo del tipo de trabajo que se vaya a realizar y otras que van teniendo menos uso. La transformación digital si que supone un cambio en los sistemas y abre multitud de posibilidades en distintos sectores a la hora de producir, ya sea el packaging, los tejidos, madera, vidrio o cualquier otro tipo de soportes.

¿Y si la Publicidad pudiera beber de “Los clásicos”?

En España ha triunfado un claim publicitario que “reza”: “Porqué yo no soy tonto”. Lógicamente es un llamamiento a los consumidores de una determinada Marca, pero este eslogan podría hacerse extensible al conjunto de consumidores en general.

Hace tiempo que el cliente dejó de ser “tonto” y hace tiempo que el cliente sabe qué Marca se comunica con él de forma sincera y qué Marca se comunica con él con la única finalidad de venderle algo.

Seríamos muy ilusos si pensáramos que una Marca no tiene como finalidad última vender sus productos, pero una cosa es comunicarte con el cliente siguiendo los principios de la persuasión y otra muy diferentes es comunicarnos con él desde las hábiles “telarañas” que las marcan tejen para manipular a sus consumidores.

Ya lo decía Aristóteles: el mensaje tiene que contener los argumentos más adecuados para persuadir a la audiencia a la que se dirige.

La persuasión, término que comenzó a usarse por primera vez en la disciplina de la Retórica, allá por el siglo V antes de Cristo, hacía referencia al conjunto de técnicas que se empleaban para lograr que las personas se adhirieran a nuestras ideas o actuaran en una determinada dirección. Pero lo que la Publicidad parece haber olvidado es que, tanto Platón, como después Aristóteles, vincularon el acto de la persuasión a los tres valores básicos que debían regir todas las acciones humanas; la Verdad, La Bondad y la Belleza.

Estos valores fueron considerados, durante más de 2.000 años, como los grandes valores de la humanidad.

 

¿Cómo sería la Publicidad si se fundamentase en estos tres principios?

  • Bondad; Si la Publicidad se basara en la Bondad como uno de sus principios fundamentales, debería comenzar a ofrecer al mercado en general y al consumidor en particular un producto “bueno” en todas sus dimensiones. Esto que parece tan romántico puede perfectamente traducirse en ofrecer al mercado un producto fabricado siguiendo los principios éticos universales. Además debería de contribuir a un bien común o al menos a un bien particular; el de la persona que lo adquiriese. ¿Es capaz ese producto de hacer más feliz o de mejorar de alguna forma la vida de los consumidores a los que se dirige?. Por último, la bondad ligada al mundo de la publicidad también podría traducirse en la buena intencionalidad que las marcas deberían tener a la hora de comunicarse con sus clientes y ofrecerles la información necesaria para que el consumidor pueda elegir desde la libertad. Esto se llama evitar la manipulación.

 

  • Verdad: la verdad llevada al mundo de la publicidad obligaría a las Marcas, no sólo contar cosas amables sobre nuestros productos, sino a ofrecer a los consumidores un verdadero análisis DAFO en el que se recogiesen tanto las fortalezas como las debilidades de los bienes y servicios ofrecidos; al fin y al cabo este es un proceso que ahora queda en manos de millones de consumidores que proclaman en Internet, y a los 4 vientos, todas y cada una de las debilidades, defectos y engaños que perciben sobre cada uno de los productos o servicios que compran o contratan. ¿Por qué no comienzan las empresas a pensar en hacer ellas mismas este trabajo?. Que un producto o una Marca muestre su vulnerabilidad ante el consumidor no significa que vaya a perder ventas. Es más. Creo que se convertiría en una fortaleza. El consumidor quiere Marcas transparentes, humildes, humanas… Capaces de reconocer sus propias debilidades. Capaces de asumir que son imperfectas: si tenemos el mejor producto, no podemos tener también el mejor precio. Tal vez nos interese decirle a nuestro consumidor que tenemos un producto relativamente bueno en relación al precio de venta que le ofrecemos. ¿Se entiende la reflexión?

 

  • Belleza: este tercer valor del que hablaban los clásicos, también es necesario tenerlo presente en el mundo de la Publicidad. La belleza de un anuncio es una cualidad que debe estar presente tanto en la forma como en el fondo de cada pieza publicitaria. La creatividad se erige aquí como aliada indiscutible de la belleza. Crear un anuncio que impacte por la belleza de su lenguaje, por la belleza de su forma, por la belleza que se encierra en cada figura retórica que lo conforma. También es necesario que un anuncio sea bello para que sea persuasivo.

Los creativos tienen la obligación de hacer viajar mentalmente a los consumidores a lugares y a escenarios desconocidos, de transmitirles en muy poco tiempo, con muy pocas palabras o con una sola imagen los beneficios que podrían obtener si adquiriesen un determinado producto. Esto es una cuestión de responsabilidad. De “estrujarse” la mente para sacar las mejores ideas. Las ideas más bellas.

 

Aventuro que aún quedan algunos años, quizás bastantes años, para que las industrias del Marketing y de la Publicidad tengan en cuenta estos valores y se atrevan a trabajar desde ellos. Pero tiempo al tiempo.

El poder de las palabras en la publicidad

Ya he escrito en alguna ocasión sobre este tema y sigo pensando que las palabras son el arma más poderosa que existe. Mucho más que una espada de doble filo.

Decía Voltaire que “una palabra mal colocada estropea el más bello pensamiento”. Yo diría que en Publicidad ocurre lo mismo. Una palabra mal colocada o mal usada puede llegar a arruinar la fuerza de cualquier mensaje publicitario.

Las palabras son, según la Real Academia Española (RAE), esa “unidad lingüística, dotada generalmente de significado, que se separa de las demás mediante pausas potenciales en la pronunciación y blancos en la escritura”.
Pero si hablamos de la función que cumplen las palabras en la publicidad, debemos ir mucho más allá de esta definición y decir que las palabras se convierten en algo mucho más sutil.

Actualmente los estudiantes del grado de Publicidad no entienden porque existe en sus planes de estudio una asignatura denominada “lengua”. Algo paradójico si tenemos en cuenta que la gran mayoría de ellos llegan a las aulas universitarias con unas carencias más que preocupantes en cuanto a conocimientos relacionados con la gramática, la semántica o la sintaxis.

Dichas carencias hacen que a la hora de desempeñar una labor de redacción publicitaria no puedan lograr jugar con las palabras, con los dobles sentidos, con las paradojas, con las metáforas… que son, al fin y al cabo, la caja de herramientas de cualquier redactor o copy.

Dominar nuestra lengua y dominar la sutileza de las palabras ofrece un poder ilimitado, no solo para crear belleza, sino para expresarse de forma persuasiva y eficaz. Principios estos dos, fundamentales en la redacción de textos publicitarios.

Y es que no es lo mismo decir “Facebook”, que decir “menos face y más book”, o no es lo mismo decir que “el gorrión canta porque está contento” que decir “que el gorrión está contento porque canta”.

Manejar el lenguaje con precisión y con soltura es de un valor incalculable para dejar un insight poderoso a nuestras audiencias. El lingüista y filósofo Ludwing Wittgenstein lo tenía muy claro: “Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”

Para poder seguir demostrando el poder que tienen las palabras, podemos acudir a Robert Dilts, uno de los autores más respetados de la Programación Neurolingüística (PNL). Esta disciplina se ocupa de la influencia que el lenguaje tiene sobre nuestra programación mental y demás funciones de nuestro sistema nervioso.

Dilts es autor del libro que lleva por título: “El poder de las palabras”. En su obra Dilts nos dice que: “el lenguaje constituye uno de los componentes fundamentales a partir de los cuales construimos nuestros modelos mentales del mundo y puede ejercer una tremenda influencia sobre el modo en que percibimos la realidad y respondemos ante ella”.

Dits insiste en dejar claro “hasta qué punto las palabras adecuadas en el momento oportuno tienen poder para generar efectos poderosos y positivos.”

Por desgracia, en Publicidad, muchas veces olvidamos esta máxima que nos explica este autor y no son pocas las ocasiones en las que encontramos anuncios elaborados con palabras inadecuadas que contribuyen a confundir al cliente y a entender el mensaje que se le quiere transmitir de forma errónea.

Terminamos recordando a Sigmund Freud cuando decía que “Palabras y magia fueron al principio una y la misma cosa, e incluso hoy las palabras siguen reteniendo gran parte de su poder mágico. Con ellas podemos darnos unos a otros la mayor felicidad o la más grande de las desesperaciones, con ellas imparte el maestro sus enseñanzas a sus discípulos, con ellas arrastra el orador a quienes le escucha, determinando sus juicios y sus decisiones. Las palabras apelan a las emociones y constituyen, de forma universal, el medio a través del cual influimos sobre nuestros congéneres”.
También José Saramago defendió la misma idea que Freud aunque usase un lenguaje más conciso y poético para expresarse, pero no por ello menos lograse un mensaje menos eficaz: “Las palabras no son inocentes ni impunes”.

La publicidad en España

El panorama publicitario español está viviendo un gran cambio de formatos y estrategias. La publicidad tradicional no solo va evolucionando, sino que debe innovar totalmente y tender cada vez más hacia nuevas formas de hacer publicidad tanto a nivel on como off line. De los medios generalistas se está pasando a medios que nos faciliten la segmentación de clientes, hoy en día las marcas buscan las mejores estrategias y medios para impactar sobre su público objetivo.

Por ello, la inversión publicitaria en medios de comunicación cayó un 3,7% en 2013. La televisión y la prensa pierden un 6,2 y un 13,5% respectivamente, mientras que internet es ya el segundo soporte preferido por los anunciantes con un crecimiento positivo del 1,8 %.

A título anecdótico y para los menos inmersos en la materia, recordar que los medios no convencionales, también denominados below the line, tuvieron su origen hace unos años cuando Procter & Gamble elaboraba sus proyectos publicitarios. Una vez definidas las partidas tradicionales del presupuesto, siempre trazaba una línea bajo la cual incluía las partidas nuevas que hoy conocemos como no convencionales o below the line.

Como se puede observar en los dos cuadros siguientes, las inversiones publicitarias en medios convencionales sigue bajando mientras crece la destinada a otros formatos más alternativos.

Haber facilitado estas cifras, que con el tiempo perderán vigencia, tiene una doble finalidad: por un lado, dar a conocer la tendencia de la publicidad que, como el resto de datos económicos, se mueve cíclicamente, y por otro, ayudar al profesional del marketing en el conocimiento de cómo canalizar sus inversiones en comunicación.

Podemos utilizar muchas definiciones a la hora de referirnos a la publicidad, pero la más común es una de origen americano que dice lo siguiente: «La publicidad es la comunicación de masas pagada, cuya finalidad última es la difusión de informaciones, el desarrollo de actitudes y el impulso a acciones ventajosas para la empresa que las realiza, todo ello englobado dentro de una estrategia de comunicación integral».

La importancia de la publicidad radica en cuatro características fundamentales que están siendo cuestionadas hoy en día:

• Su carácter masivo. Puede hacer llegar el mensaje que queremos transmitir a la mayoría del público objetivo al que va dirigido.

• Su rapidez. Sus acciones tienen resultados inmediatos en el tiempo.

• Su economicidad. Aunque inicialmente la publicidad puede parecer costosa, lo cierto es que el costo por impacto útil es pequeño.

• Su eficacia. Sus acciones obtienen una respuesta inmediata sea cual sea el objetivo propuesto: incremento de las ventas, reconocimiento de marca o notoriedad de la empresa.